martes, enero 27, 2004

Hace un año...

Hace un año exacto fue el concierto de los Red Hot Chili Peppers. Hizo un día maravilloso para ser Enero (claro que entonces no sabía lo que es un anticiclón) y muy cálido. Como llegué muy tarde mi madre me dejó no ir a primera hora a la mañana siguiente (tenía mates). También hizo un buen día y no llevé el abrigo, por lo que pude lucir mi sudadera recién adquirida. Al día siguiente murió mi abuelo. También hizo un día maravilloso, aunque por la tarde refrescó bastante más que los otros días. Ya sabía que iba a morir, pero aún así lloré bastante. En el instituto conseguí olvidar eso por unos momentos. Por la tarde fui al tanatorio y vi a mis primos. Decidí entrar a ver a Enrique acompañado de Roberto. Fue un verdadero shock, no parecía él. Parecía un Santo con la ropa que le habían puesto. Roberto me dijo que tenía que recordarle como era y no como le había visto. O quizá fue mi abuela, no lo sé. Luego di un paseo por el cementerio con mi hermana, Carlota y Roberto. Las lágrimas y las risas se intercalaban y me hicieron pasar una tarde agradable, aunque, como ya he dicho, hizo algo de frío. Al día siguiente nevó. Infantilmente le atribuí esa fina capa de nieve que adornaba Madrid a Enrique, pero creo que no fui el único. Aunque nadie lo dijo todos estábamos convencidos de que fue mi abuelo el que nos quiso regalar esa visión, quizá como agradecimiento por esos años que le dimos. Nunca nevará lo suficiente como para agradecerle todo lo que hizo por nosotros. En ese momento viví en una contradicción (que mi primo Miguel expresó perfectamente en el funeral). No podía haber desaparecido Enrique para siempre, pero tampoco creo en Dios. Ni en el Cielo ni en el Infierno. No creo en ningún Dios, pero mi abuelo no podía haber desaparecido para siempre. Ahora esa contradicción, ese agobio que oprimía mi pecho, está resuelto. Enrique murió, sí, pero su recuerdo le hace vivir entre nosotros. Cada vez que alguien piensa en él, renace. Cada vez que alguien cita algo que dijo, sonríe. Cada vez que alguno de nosotros sigue sus consejos y le toma como ejemplo, se enorgullece...
Recuerdo la primera vez que soñé con él después de su muerte. No sé exactamente cuándo fue, pero habrían pasado 3 ó 4 semanas y le visité oníricamente. Me desperté muy triste, pensando que había desaparecido. Entonces todavía no sabía que sigue entre nosotros, sonriendo. Orgulloso.

Palace divagó sobre esto a las 4:19 p. m..

lunes, enero 19, 2004

Una palabra enorme

Esto es un capítulo de "Primavera con una esquina rota", de Benedetti. Sé que no debería ponerlo aquí, pero es precioso.

Libertad es una palabra enorme. Por ejemplo, cuando terminan las clases, se dice que una está en libertad. Mientras dura la libertad, una pasea, una juega, un no tiene por qué estudiar. Se dice que un país es libre cuando una mujer cualquiera o un hombre cualquiero hace lo que se le antoja. Pero hasta los países libres tienen cosas muy prohibidas. Por ejemplo matar. Eso sí, se pueden matar mosquitos y cucarachas, y también vacas para hacer churrascos. Por ejemplo está prohibido robar, aunque no es grave que una se quede con algún vuelto cuando Graciela, que es mi mami, me encarga alguna compra. Por ejemplo, está prohibido llegar tarde a la escuela, aunque en ese caso hay que hacer una cartita, mejor dicho la tiene que hacer Graciela, justificando por qué. Así dice la maestra: justificando.
Libertad quiere decir muchas cosas. Por ejemplo, si una no está presa, se dice que está en libertad. Pero mi papá está preso y sin embargo está en Libertad, porque así se llama la cárcel donde está hace ya muchos años. A eso el tío Rolando lo llama qué sarcasmo. Un día le conté a mi amiga Angélica que la cárcel en que está mi papá se llama Libertad y que el tío Rolando ha dicho qué sarcasmo y a mi amiga Angélica le gustó tanto la palabra que cuando su padrino le regaló un perrito le puso de nombre Sarcasmo. Mi papá es un preso pero no porque haya matado o robado o llegado tarde a la escuela. Graciela dice que mi papá está en Libertad, o sea está preso, por sus ideas. Parece que mi papá era famoso por sus ideas. Yo también a veces tengo ideas, pero todavía no soy famosa. Por eso no estoy en Libertad, o sea que no estoy presa.
Si yo estuviera presa, me gustaría que dos de mis muñecas, la Toti y la Mónica, fueran también presas políticas. Porque a mí me gusta dormirme abrazada, por lo menos a la Toti. A la Mónica no tanto porque es muy gruñona. Yo nunca le pego, sobre todo para darle ese buen ejemplo a Graciela.
Ella me ha pegado pocas veces, pero cuando lo hace yo quisiera tener muchísima libertad. Cuando me pega o me rezonga yo le digo Ella, porque a ella no le gusta que la llamé así. Es claro que tengo que estar muy alunada para llamarla Ella. Si por ejemplo viene mi abuelo y me pregunta dónde está tu madre, y yo le contesto Ella está en la cocina, ya todo el mundo sabe que estoy alunada, porque si no estoy alunada digo solamente Graciela está en la cocina. Mi abuelo siempre dice que yo salí la más alunada de la familia y eso a mí me deja muy contenta. A Graciela tampoco le gusta demasiado que yo la llame Graciela, pero yo la llamo así porque es un nombre lindo. Sólo cuando la quiero muchísimo, cuando la adoro y la beso y la estrujo y ella me dice ay chiquilina no me estrujes así, entonces sí la llamo mamá o mami, y Graciela se conmueve y se pone muy tiernita y me acaricia el pelo, y eso no sería tan bueno si yo le dijera mamá o mami por cualquier pavada.
O sea que libertad es una palabra enorme. Graciela dice que ser un preso político como mi papá no es ninguna vergüenza. Que es casi un orgullo. ¿Por qué casi? Es orgullo o es vergüenza. ¿Le gustaría que yo dijera que es casi vergüenza? Yo estoy orgullosa, no casi orgullosa, de mi papá, porque tuvo muchísimas ideas, tantas y tantísimas que lo metieron preso por ellas. Yo creo que ahora mi papá seguirá teniendo ideas, tremendas ideas, pero es casi seguro que no se las dice a nadie, porque si las dice, cuando salga de Libertad para vivir en libertad, lo pueden meter otra vez en Libertad. ¿Ven como es enorme?


Lo dicho, precioso... Me encanta como intenta comprender la visión de una niña y compara las dos libertades (la verdadera y la cárcel) de una forma tan infantil y sarcástica.

Cambiando de tema, algunos de vosotros ya conoceréis la movida que hubo entre Xabi y la gente del Ramiro. Por un lado entiendo su postura perfectamente, si bien quizá no debería haberles insultado, por lo menos fue totalmente sincero con ellos. Quizá ellos no le perdonen ni les caiga bien, pero espero que por lo menos le respeten, porque es uno de mis mejores amigos. Si no lo hacen por él que lo hagan por mí.

A ver si viene Mati y nos vamos a inglés... Qué perezón -_-

Palace divagó sobre esto a las 3:33 p. m..

miércoles, enero 14, 2004

Hoy es el cumpleaños de mi hermana

Y probablemente lo celebre este fin de semana invitando a unos cuantos amigos de los que una considerable representación se quedarán a dormir... Lleva unos cuantos años haciendo eso y para mi es...¿cómo decirlo?... Molesto, como poco. No penséis que soy un ogro... simplemente intentad soportar a un grupo de pre-adolescentes adoradoras de Orlando Bloom (frente kilométrica incluida) ebrias de la cafeina de la Coca Cola y, en algunos casos, deseando verme semidesnudo... Dudo que Gandhi hubiera podido aguantar semejante torturaQuizá en sus dos primeras semanas de ayuno... Pero después ya habría tomado medidas más... drásticas.
Puede que penséis "Ey, ella tiene que soportar los cumpleaños en los que invitas a los borrachos de tus amigos y no paráis de hacer gilipolleces que entrañan peligro para vuestro físico". Si, supongo que en ese caso no me molestaría tanto, pero resulta que no celebro mi cumpleaños desde que tenía 9 ó 10 años... No es por las fechas, es porque desde ese momento mi madre decidió que ya era mayor. Desde entonces sólo celebro el cumpleaños con mi padre y con quien esté pasando las vacaciones. Es un día que nunca me ha gustado y lo suelo pasar bastante mal, pero eso ya es otro tema que prefiero no tratar.

En otro orden de cosas, el otro día escribí una carta. Normalmente no lo comentaría, pero es que me sorprendió darme cuenta de que de las dos hojas que escribí una la había escrito el Guille adulto y la otra el Guille niño. Lo normal sería pensar que la que hablaba de mi amor hacia la destinataria fuera la adulta y en la que recordaba a mi abuelo la del niño. Pero hoy he estado dudando. Quizá no fue el niño el que recordaba al abuelo, sino el adulto. El niño estaba confuso intentando asimilar que la persona a la que ama vive a más de mil kilómetros de distancia...

Joder, que poco me gusta hablar de mi vida privada, pero es que no puedo evitarlo xD

Palace divagó sobre esto a las 3:25 p. m..

viernes, enero 09, 2004

My feet are killing me, man

Sensación de ahogo. Frío. Imposibilidad de moverme. Dolor. Cuesta respirar. Mucho. Veo que una sombra borrosa se acerca poco a poco a mí. Se parece a Rafa, pero no puede ser él. ¿Es esto la descripción de un ataque con gas mostaza? Casi, la de un partido de fútbol. Para alguien muy acostumbrado a jugar esto sólo pasa a la hora y media como, poco. Para mí a los diez minutos. Otra cosa que nos distingue a los buenos jugadores y a mí es que ellos van preparados con chándal y, sobre todo, botas de fútbol. Yo iba con mis zapatillas de siempre, unas Bad Boy que me han servido tanto para la playa como para las altas montañas de Beret. Pero se ve que para el fútbol no. Los que quieran entender bien todo que pinchen aquí. Aviso que no está recomendado para estómagos de cualquier material que no sea Adamantio o para embarazadas y/o enfermos del corazón. Aunque parezcan un tumor y una herida producida por un machete jamonero son "sólo" dos diminutas ampollas...

Bueno, creo que he mantenido la serenidad bastante tiempo... ¡¡¡JODEEEEEEEER!!! ¡¡¡ESTO ESCUECE MUCHOOOOOO!!! ¿¿¡¡PORQUÉ ME CASTIGAS ASÍ BRUCEEE!!?? (Aclaración: Bruce Willis es Dios)

Palace divagó sobre esto a las 10:43 p. m..

jueves, enero 08, 2004

Pequeña actualización

Mientras escucho a una gangosa sudamericana hablar con su novio en el diario de Patricia porque tiene que estar con el gilipollas de su novio "cuarenta y ocho" horas al día. El energúmeno por lo visto ni la deja quedar con sus padres y la otra que es anormal sigue con él aunque la dejó embarazada y decía que no era el padre. Mientras tanto Patricia metiendo baza diciendo que porqué siguen juntos y gilipolleces de ese estilo con esa voz de pijaza que tiene... Y lo más fascinante es que he aguantado hasta el final (estaba acabando) y he descubierto que ahora hay una voz en off en Pasapalabra... Es una mezcla de la de "Trato Hecho" y Constantino Romero. La deficiente de Silvia Jato sigue con sus mamonadas... Creo que voy a apagar, o por lo menos a cambiar de canal.

¡Ah! Se me olvidaba decir que he añadido la sección Alguien dijo en la que pondré frases que me gusten. La que lo ha inspirado es la primera, que leí en "El guardián entre el centeno", libro que ya comenté brevemente y que ya acabé. Os lo recomiendo encarecidamente (¿recordáis que esa era la palabra que utilizaba Juanjo de la Iglesia en la ética periodística de CQC para recomendar el segundo titular?)

Palace divagó sobre esto a las 8:05 p. m..

miércoles, enero 07, 2004

Empezaba a odiarla vagamente

Que nadie se sienta aludido, por favor. Es simplemente un diminuto fragmento de El guardián entre el centeno, uno de los regalos que he recibido por reyes y que he empezado a leer siguiendo el consejo de Tris... Para ser exactos he leido más de la mitad en un par de horas, pero es que me encanta, además me recerda a ella...

El resto de los regalos más destacados son:
- Un discman que ya tenía desde antes
- La camiseta de Jordan de los wizards
- Unos pantalones un tanto inmensos
- Una sudadera negra y ¡sin capucha! Empiezo a vestirme como los pijos
- Los siguientes discos: Equilibrio (Payo Malo), Greatest hits (Red Hot Chili Peppers), Feeling this (Blink 182), Live in Texas (Linkin Park), Let it be... naked (Beatles), Un camino de piedras... un tributo a barricada (varios), Absolution (Muse) y Splinter (Offspring). Aún no los he escuchado todos ;)
- Primavera rota, de Bennedetti
- Calzoncillos
- True Crime, Tony Hawk's Underground y el Señor de los Anillos el retorno del rey
- Un balón de basket
- Una foto preciosa de Atocha en la que se ve un cartel de "No pasarán" (hecha en el 36)
- Más libros menos destacables

He recibido más regalos de los que hubiera querido (no quiero que se gasten tanto dinero en mi...), pero es que he sido un niño muy bueno n_n. Además yo sólo quería una cosa, pero era imposible conseguirla...

Cambiando de tema (la verdad es que si sois observadores os daréis cuenta de que realmente no he cambiado), hoy se ha ido Tris... Mi musa, la persona que despierta mi vena más literaria y que además me brinda la más sincera de las amistades ha vuelto a Tenerife. La voy a echar de menos muchísimo. Y a la sudadera que se ha llevado también. No la veré hasta Agosto, probablemente. Dicen que la distancia es el olvido. Pero, ¿si esa persona es alguien inolvidable? Dudo que olvide esa risa capaz de derretir ambos polos, dudo que olvide esos ojos que me hipnotizaban o esos labios con los que sueño cada noche... No, es realmente imposible que la olvide. Y a la sudadera tampoco, que era la única blanca que tenía... ahora no tengo nada que pegue con los pantalones plateados xD

Lo siento, hoy no tenía muchas ganas de escribir y la poca inspiración de la que he disfrutado la he utilizado para un mail (y en adelante la utilizaré para el guión de 0301)

Palace divagó sobre esto a las 10:01 p. m..

domingo, enero 04, 2004

Guess who's back

Bueno, ya estoy de vuelta (de hecho volví hace dos días, pero estaba demasiado perro para poner nada) y estoy bastante deprimido porque ayer Xabi me recordó que empezamos el día ocho... maldito.

En Beret no me lo pasé mal y disfruté del cariño que nos tienen los catalanes a los madrileños... salvo honrosas excepciones que me dan algo de esperanza casi todos se comportaban de una manera un tanto estúpida. En fin, intentaré pensar que sólo son una minoría y que esos días estaban todos en la calle.
Lo más destacable de estos días ha sido:
a) Me hice un tirón el segundo día con lo que el tercero las pasé putas y no esquié (debido al mal tiempo) y el cuarto si que lo hice arriesgando mi vida y sobre todo mi pierna. Casi no me caí n_n
b) Conocí al híbrido entre Tony Manero (el de Supersexy girl, también conocido como Superdisco Fashion) y Torrente. En serio, ese hombre era la fiesta. Lo único bueno de el pub al que fuimos en Nochevieja, que además estaba lleno de extraterrestres (extraterrestres = pijos)
c) Las NUEVE horas en el coche para volver a Madrid. Llegué muerto sobre las 8 y media y a las 10 ya estaba en la calle...
d) Nada más, ha sido un viaje sin muchos acontecimientos

Por cierto, ayer fuimos a ver La casa de los mil cadáveres y tengo que decir que es una auténtica mierda. Rob Zombie debería dedicarse a la música y dejarse de guiones... De todas formas fue el mejor día del 2004 por ahora, gracias a tres personas, aunque una más que el resto.

Como este post está quedando un tanto aburrido os pongo las conclusiones que sacamos G-2 y yo sobre los anuncios de colonias:

- Todo el mundo tiene un yate a los 20 años.
- Y se baña en piscinas de oro con regularidad.
- Es muy normal tomarse un café en pelotas mientras suena una música sectaria.
- Pero no tanto como ir con un objeto extraño en las manos rebobinando el mundo a cámara lenta.
- ¿Anaís anaís?
- Hola, soy Hugo Boss y soy muy independiente y alternativo, pero me gasto seis papeles en una colonia.
- Caperucita roja usa Channel 5, pero es incapaz de distinguir a su abuela de un puto lobo (si fuera la del Lir y la confundiera con una tortuga...)
- A las pavas os pone arruinarnos las partidas de billar.
- Que por cierto, son los mejores ejemplos de "distancias cortas".
- ¿Por qué hacen unos anuncios tan paranoicos si lo que importa de una colonia es que huela bien?
- Y por último: Colonia, de Antonio Miró... O el director de Marketing tenía el despacho inundado de coca o era realmente gilipollas...

No sé si seguir escribiendo... Preguntaré al dios google...
"¿Sigo escribiendo?"
"Quiso decir voy a viciarme al Iss Pro
Si lo dice el dios... u_u

Palace divagó sobre esto a las 11:21 a. m..

Nombre: Palace
Edad: 22
Mas sobre mi: No hay mucho mas que saber