jueves, abril 22, 2004

En fin

Me he hecho un esguince en el dedo meñique jugando al baloncesto, pero no pasa nada porque es en la mano izquierda (soy diestro).
Estoy harto de que la gente sólo se mire el ombligo y sea incapaz de comprender al resto si no les es útil o no les deja en la posición que desean. Estoy harto de que la gente siempre tenga que ser más que tú en todo porque sí y sean incapaces de ver sus errores. Yo sé cuándo la cago y sé que no soy perfecto e intento no ir jodiendo a la gente. De hecho muchas veces creo que soy demasiado bueno y que por no enfadarme trago con lo que sea. A veces cansa. No puedo estar aguantando palo tras palo forzando una sonrisa y poniendo la otra mejilla como si fuera un esclavo más de una religión en la que no creo. Simplemente no puedo soportar que la gente no se pare a comprender mi postura por creerse en posesión de la verdad, un divino enviado que me ha de hacer ver la luz que emanan sus conocimientos y respuestas. Conocimientos más que incompletos y respuestas más que vagas, difusas, inexactas y, ante todo, superiores a cualquier idea que pudiera tener. Estoy harto.
Lo malo del esguince es que me molesta para jugar a la play y no me permite jugar al baloncesto, ahora que estaba recuperando mi muñeca.
La gente olvida pronto los momentos en que has estado ahí intentando razonar, consolar y comprender cuando tú sólo necesitas que razonen, consuelen y comprendan. Olvidan, no obstante, más rápido los momentos en que te han mentido u ocultado cosas cuando tú has de mentir u ocultar, ya que eso duele y no entra en su cabeza que sean ellos los receptores de tan aviesa acción.
En el fondo es una putada tener un esguince, aunque esté en el brazo izquierdo.

PD: No os preocupéis, es un simple desahogo muy exagerado, aquí estoy para lo que queráis. Tampoco pienso la mitad de las cosas (de ahí lo de exagerado). Sienta bien hacerlo de vez en cuando.

Palace divagó sobre esto a las 10:56 p. m..

Nombre: Palace
Edad: 22
Mas sobre mi: No hay mucho mas que saber