miércoles, enero 04, 2006

Cuento de Navidad

Hoy en el metro había un hombre que olía a la Plaza Mayor. ¿Sabéis cómo huele la Plaza mayor en invierno? Es una mezcla de musgo, serrín, belenes de corcho y polvo verde para hacer el campo. Es el mismo olor que el que acompaña la historia de Marieta.

Marieta era una joven de unos 17 ó 50 años. Hacía tiempo que los rasgos de su cara habían ido desapareciendo ante la indiferencia de la gente. Era un elemento más de la Plaza Mayor. Ocupaba siempre la misma esquina, con la misma mesa en la que siempre colocaba la misma figura. Nadie la vio nunca en otro sitio que no fuera su esquina o en otra época que no fuera la Navidad. Y nadie vio jamás que vendiese su figura, hecha, según contaba, con sus propias manos. Y no es porque fuera cara o fea, al contrario, era el pastorcillo más bello que jamás nadie hubiera visto. Y este era su problema. ¿Cómo iba alguien a atreverse a poner en su Belén un pastor que hiciese sombra a la Virgen, a San José, o al mismísimo niño Jesús? Eso sería poco menos que un sacrilegio. Así que, año tras año, Navidad tras Navidad, Marieta esperaba a que alguien comprase su pastorcillo, sin éxito.

Y mientras tanto, mientras días y años se confundían, Marieta se iba enamorando de su pastorcillo. Primero le dio nombre, Gustavo, y después vida. Y vivieron su historia de amor.

Pero Marieta estaba enferma y lo sabía y aunque nunca se lo dijo a Gustavo, éste la notaba diferente. Notaba que lloraba, notaba que cada mañana Marieta quería que alguien les separase, y no lo comprendía. Y Gustavo estaba triste.

Y una noche, mientras las lágrimas de ambos hacían el amor, Marieta le dijo a Gustavo que le quería y antes de que le respondiese, entre sollozos, dejó caer al pastorcillo.

A la mañana siguiente una señora llegaba a su casa con un pastorcillo todo pegado para su Belén. Parecía que estaba llorando. Mientras tanto un policía cubría el cuerpo de una mujer con una manta. Parecía que estaba llorando.

Palace divagó sobre esto a las 10:50 p. m..

Nombre: Palace
Edad: 22
Mas sobre mi: No hay mucho mas que saber