martes, junio 20, 2006

Diario

- Día 1:

Hoy he llegado. Ayer me llamaron tus padres y me dijeron que te acababan de ingresar. Todavía no está muy claro qué causó el accidente, pero ha muerto una de tus amigas. No he querido preguntar cuál.

El viaje ha sido extraño. No ibas a estar cuando llegase a la estación. Tampoco sabía cuándo me iba a ir (no lo sé todavía, de hecho) ni cuándo podré hablar contigo. Hablar y que me respondas, quiero decir.

He decidido hacer este diario para poder contarte todo lo que me pase cuando te despiertes. Por cierto, estoy en el hotel de siempre. Les he explicado la situación y me han hecho un precio bastante bueno. Tus padres no me han ofrecido su casa, pero tampoco hubiera aceptado.

Te quiero.

- Día 2:

Hoy te he visto por primera vez. Ayer llegué tarde y ya había pasado la hora de visitas. Estabas preciosa. Me he quedado hasta que me han echado. Después he dado una vuelta por la ciudad. Me he dado cuenta de que apenas la conozco. Casi no veía con las lágrimas.

Si no hubieran estado tus padres te habría besado. Sólo me he atrevido a cogerte la mano. No la he soltado.

Puede que esta noche llueva.

- Día 3:

Hoy me he levantado temprano y he ido a la playa. No había nadie. Al final ayer no llovió, pero se ha quedado un día demasiado gris.

Cuando te he visitado he visto a tus hermanos. Estaban tristes. Te quieren mucho.

Yo también.

Por la noche he dado una vuelta y he estado a punto de perderme. Me he sentido orgulloso de saber volver.

- Día 4:

Hoy estabas preciosa. He querido hacerte el amor, pero me parecía políticamente incorrecto.

Me he acordado de cada vez que lo hemos hecho.

Por la tarde he decidido buscar estatuas y hacerme amigo de la más fea. Está lejos, pero tiene una conversación agradable.

Me he dado cuenta de que hace dos días que no como.

- Día 5:

He comido un bocata con Josep. He llamado así a la estatua. Le he hablado mucho de ti. Creo que ha terminado cansándose, porque ya no me decía nada.

Si, ese no tenía gracia.

Tus padres han estado muy agradables conmigo. Me han invitado a cenar, pero me he tenido que negar.

No saben que por las noches lloro hasta que me duermo.

- Día 6:

Hoy he pensado cómo será cuando te levantes. Entonces me he dado cuenta de que tal vez no lo hagas. He llorado de miedo. Por eso he llegado tarde.

Tampoco me quería ir.

Te he besado. Ha sido extraño. Me gusta más cuando me besas tú.

Me pasaría la vida besándote.

Y haciéndote el amor.

Toda la vida.

- Día 7:

Hoy me he dado cuenta de que siempre tomo los mismos caminos. He decidido cambiar. Quiero conocer tu ciudad. Empieza a ser mía.

Quiero que sea nuestra.

Como poco. Ya sabes, me deprime comer solo. Comería más si tuviera una sonda. ¿Lo de la comida también se llama sonda?

Mañana les pediré una.

- Día 8:

Hoy hace una semana que estoy aquí. Me siento más mayor. Tal vez la palabra sea maduro. Tal vez sea fuerte. Pero yo no me siento maduro ni fuerte.

Sólo me siento mayor.

Lo peor de que estés como dormida es que no puedo verte los ojos.

Ni perderme en ellos.

Bucear en su azul.

Ahogarme en su amarillo.

Y despertarme en su gris. A tu lado.

- Día 9:

Hoy he ido a tu casa. Tus hermanos casi me han obligado. Ha sido duro. Al entrar a tu cuarto he llorado. Tus hermanos no sabían qué hacer. Hemos jugado a la consola.

Me han ganado.

- Día 11:

Ayer no dormí. Me pasé la noche en la calle. Solo. Ni siquiera visité a Josep. No quería ver a nadie.

Antesdeayer te pusiste mal. Muy mal. Estaba allí. A tu lado.

Todo pitaba.

Tus padres me han dicho que saldrías de esta.

Pero tu madre lloraba.

- Día 12:

Hoy has abierto los ojos. No he dejado de hablar contigo. Ni de mirarlos. Me has dado un beso.

Dicen que no pasarás de esta noche.

- Día 13:

Hoy has muerto. Estaba a tu lado.

Te lo había prometido.

Dicen que cuando mueres ves tu vida como una película.

Yo he llorado la nuestra.

- Día 14:

Hoy me he marchado. Acabo de llegar a mi casa. Como tantas otras veces.

Pero tan diferente.

Te quiero.


Palace divagó sobre esto a las 2:50 p. m..

Nombre: Palace
Edad: 22
Mas sobre mi: No hay mucho mas que saber